NUESTRO BLOG

Actualidad y cosas de interés

|   30/12/2017   |   Soria

PANCETA ADOBADA:

1º.- La piel de la panceta curada debe estar bien seca, cuanto más seca mejor subirá la corteza al freír y más crujiente quedará. Por tanto, sacamos la panceta curada del envase de plástico o de la nevera 24 horas antes; la colgamos o ponemos en un sitio fresco y seco para que se oree bien.

 

EN SARTÉN:

2º.- Se echa aceite en una sartén hasta cubrir el fondo (unos 2 mm)

3º.- Ponemos el fuego en posición “fuego lento” (vitro 0-6 en posición 2, gas en posición mínimo).

4º.- Se corta la panceta en lonchas de 1,5 cms. aproximadamente y se colocan “de pié” en la sartén, esto es, con la piel hacia abajo.

5º.- Se dejan freír alrededor de 20 minutos, vigilando que los torreznos no se caigan y observando cómo van apareciendo las “burbujas” características en toda la piel.

6º.- Transcurridos los 20 minutos citados (o cuando veamos que la piel de los torreznos ya se ha convertido en la corteza cubierta de “burbujas”), ponemos un fuego vivo (5 en vitro) y tumbamos los torreznos para freírlos bien, unos 10 minutos por cada lado o a su gusto.

EN HORNO:

1º.- En el horno, las lonchas de panceta se colocan con la corteza hacia arriba.

2º.- Se calienta el horno a 250º con las resistencias inferior y superior, incluso, si tiene, con el grill

3º.- Vigilaremos que no se caigan las lonchas. Aproximadamente a los 10 minutos comenzarán a salir las burbujas en la corteza.

4º- Una vez observado que en todas las lonchas han subido las burbujas de la corteza, se sacan del horno y se fríen en sartén, con abundante aceite, hasta que queden los torreznos bien fritos y a su gusto.

 

TORREZNO DE SORIA PRECOCINADO

1º.- Abrir la bandeja, sacar los torreznos y dejarlos orear entre 30 minutos y 2 horas a temperatura ambiente.

2º.- Poner abundante aceite en una sartén y calentar bien. En freidora poner el termostato a 180 º.

3º.- Cuando el aceite esté bien caliente, freír los torreznos, removiéndolos durante aproximadamente 5 minutos, hasta conseguir el punto deseado.

De esta manera fácil y rápida conseguiremos el auténtico “Torrezno de Soria”, con una corteza dorada y crujiente y un tierno y jugoso magro.